#EnChileSeViolanDDHHVoces internacionales repudian la violencia estatal del gobierno de Piñera, en antesala a llegada de observadores ONU

Actores sociales y organizaciones internacionales han manifestado, a través de cartas, comunicados y declaraciones, su preocupación por los graves hechos de violencia de carabineros y militares en contra de la población civil.

Según datos del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), hasta el mediodía del sábado 26 de octubre -a 9 días de comenzadas las jornadas de protesta- se han detenido a 3.163 personas, mientras que 1.051 heridos han sido contabilizado en hospitales públicos (casi 50% causadas por diferentes tipos de disparos). Dentro de estos heridos hay 125 personas con heridas oculares, 4 de ellas con pérdida de órgano.

Además, a esa misma fecha el INDH había presentado 70 querellas, entre las que se cuentan 5 por homicidio, 15 querellas por violencia sexual (desnudamiento, amenazas de violación y tocaciones) y 50 por torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes. También interpuso 15 recursos de amparo en todo el país, sumando 85 acciones judiciales en total.

La Defensoría Jurídica de la Universidad de Chile, en tanto, reportó en su informe número uno (24 de octubre) que sus misiones de monitoreo en Santiago han constatado ilegalidad en detenciones, vulneración al debido proceso, abuso contra personas pertenecientes a grupos vulnerables (como personas en situación de calle), y dificultades para acceder a información o registros de detenidos. En su informe número dos (25 de octubre) se informan desnudamientos forzados, y detenciones a niños, niñas y adolescentes.

Otras denuncias vinculadas a torturas, centros ilegales de detención y desapariciones (a las 17 horas del sábado 26 de octubre hay cerca de 20 casos) ya son investigadas por organismos judiciales, mientras que videos que circulan por las redes sociales exhiben múltiples brutalidades cometidas de forma intensiva durante la última semana. De acuerdo a investigación de Proyecto Aurora, la totalidad de muertos asciende a 24 identificados y 1 “NN”, de los cuales 7 son por acción policial y militar, pero la cifra puede aumentar debido a indagaciones en el Servicio Médico Legal.

Sistema Interamericano de DDHH se activa

A través de un comunicado del pasado 23 de octubre, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el “excesivo uso de la fuerza” y rechazó “toda forma de violencia en el marco de las protestas sociales en Chile”.

El CIDH instó al Estado de Chile “a seguir adoptando las medidas necesarias para que los hechos de violencia que han resultado en graves afectaciones a la vida e integridad de las personas sean investigados de manera pronta, exhaustiva y diligente, estableciendo las responsabilidades materiales e intelectuales y sancionando a los responsables”.

A su vez, desde el 24 de octubre comenzó a convocar a diversas personas y organizaciones para que presenten antecedentes en la audiencia especial denominada “Situación de derechos humanos en el contexto de la protesta social en Chile”. Esta se desarrollará el 11 de noviembre en Quito, Ecuador.

Para preparar aquella sesión, la CIDH mencionó que “espera recibir información por parte del Estado y por parte de la sociedad civil en relación a la adopción y reglamentación del Estado de Excepción Constitucional de Emergencia, uso de la fuerza por parte de las fuerzas de orden, situación de personas detenidas, situación de periodistas, situación de personas heridas y fallecidas, acceso a la justicia e investigaciones en curso, impactos diferenciados de la violencia en mujeres, niños y niñas; medidas de diálogo entabladas entre diversos actores, así como cualquier otra información de relevancia en el mencionado contexto”.

Garzón: Crímenes “no quedarán en la impunidad”

Mientras tanto, Baltasar Garzón, juez español que ordenó la detención de Augusto Pinochet en Londres el 16 de octubre de 1998 y actual miembro del Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia, expresó mediante una carta abierta al presidente Sebastián Piñera su percepción de lo ocurrido en Chile, generando una crítica al modelo de desarrollo neoliberal, instaurado por la dictadura “y mantenido por la transición chilena y posterior democracia”.

En la misiva destacó que Chile “esconde el triste récord de ser uno de los diez países más desiguales del mundo, al mismo nivel de Ruanda, según el índice Gini aplicado por el Banco Mundial. Es cierto que en el país existe desarrollo y mucha riqueza, pero sólo para una reducida élite política y empresarial”. Garzón agregó que hay una contradicción en que a pesar de dichas cifras este país pertenezca “al selecto club de las naciones ricas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)”.

El jurista español enfatizó, además, que “las violaciones de los Derechos Humanos que se están cometiendo y los crímenes perpetrados en contra de la población civil, esta vez no quedarán en la impunidad porque, además de la Fiscalía de Chile y del Instituto Nacional de Derechos Humanos, existe la Jurisdicción Universal, existe la Corte Penal Internacional, el Sistema Interamericano de Derechos Humanos y una comunidad internacional atenta y vigilante, que no permitirá que en Chile se vuelvan a repetir los horrores del pasado”.

Amnistía Internacional investigará “crímenes de derecho internacional”

El lunes 21 de octubre, Amnistía Internacional presentó una carta al mandatario en la que expresa una “profunda preocupación ante los recientes acontecimientos ocurridos en Chile en el marco de las protestas ciudadanas en contra de medidas adoptadas por su gobierno”.

“En vez de equiparar las manifestaciones con un ‘estado de guerra’ y a quienes protestan con un enemigo del Estado, estigmatizando de forma generalizada a tales personas y allanando el camino para justificar abusos en su contra, el gobierno del presidente Piñera debería escucharlas y atender seriamente sus legítimos reclamos”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Sin embargo, después de tres días de remitida la misiva, Guevara anunció que la ONG enviaráa nuestro equipo internacional de crisis para documentar, junto con nuestro equipo en Chile, las graves violaciones a los derechos humanos y posibles crímenes de derecho internacional que se están cometiendo por agentes del Estado”,  cometidos en el contexto del estado de emergencia y el toque de queda que se ha implementado en el país desde el 18 de octubre.

Esta organización también dispuso de canales para que la población pueda enviar evidencias de posibles violación a derechos humanos:

Whatsapp: +52 55 6217 0608; email: crisisamericas@amnesty.org; Twitter: #EvidenciaCrisisChile

Human Right Watch: agentes implicados en abusos deben ser investigados

Por otro lado, a través de un comunicado, la ONG Human Right Watch hizo un llamado a investigar y  juzgar a los miembros de los aparatos de seguridad que han respondido con un uso excesivo de la fuerza sobre miles de manifestantes.

“Son profundamente preocupantes las imágenes de casos de brutalidad policial en Chile”, expresó José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

“El Presidente Piñera debería transmitir claramente a las fuerzas de seguridad chilenas que deben respetar los derechos humanos y asegurarse de que los agentes implicados en abusos sean investigados en forma oportuna e imparcial”, sentenció.

ONU decidió envíar misión especial

La Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Michelle Bachelet (ex presidenta de Chile entre los periodos 2006-2010 y 2014-2018), informó que un equipo de tres oficiales ONU vendrá al país entre el lunes 28 de octubre al viernes 22 de noviembre.

La comitiva tendrá como fin examinar las denuncias a violaciones de las normas y reglas internacionales relativas al uso de la fuerza por parte de fuerzas de seguridad del Estado, reunirse con diversos actores y recabar información sobre las medidas adoptadas por el gobierno para hacer frente a la situación. El equipo se instalará en Santiago, pero se desplazará a diversas ciudades del país.

“Esta misión viene a realizar una verificación de los hechos que han venido ocurriendo desde el inicio de las manifestaciones”, señaló el Representante para América del Sur de la ACNUDH, Xavier Mena.

Futuro incierto para compromisos internacionales

A lo largo de las jornadas en que se han multiplicado las manifestaciones generadas por el descontento social frente a la inequidad y alto costo de la vida, el gobierno de Sebastián Piñera fue extendiendo el Estado de Emergencia y la dura represión a las distintas ciudades y regiones del país movilizadas.

A Alexis Corbière,  diputado francés del partido Francia Insumisa, esta reacción estatal le resultó intolerable, expresando que  “Francia debería suspender su participación en esta COP25 mientras haya un toque de queda (…) mientras el Ejército esté en las calles”, poniendo en entredicho no sólo la realización de la COP25 en diciembre, sino que también otra de las actividades internacionales que están programadas a realizarse en el país como lo es la APEC de noviembre, esperada tanto por el gobierno, como por poderosos grupos empresariales.

Deja un comentario