Editorial #1: 12 de octubre, nada que celebrar, mucho por publicar

Hoy se paga una deuda con nuestra historia íntima como grupo; es el día cero de nuestra querida Aurora.

No hubo champagne ni discursos ni aplausos al hacer clic para publicar el sitio proyectoaurora.cl. Solo retrasos y ojeras de trasnoches multiplicadas por algunas voluntades que se han arrastrado desde hace meses, años, década y contando, a lo largo del camino de este sueño compartido. A pesar de las adversidades que se presentan al embarcarse en la construcción de un medio independiente, autónomo y colectivo -sumando la condición de los integrantes, que hoy se reparten a cientos de kilómetros de distancia-, estamos en pie con la misma porfía y convicción que provocaron las primeras conversaciones.

Desde allí nace también esa idea de que el 12 de octubre no hay mucho que celebrar, pero sí mucho que publicar. Ya han sido siglos desde que en 1492 arribaran embarcaciones europeas dirigidas por Cristóbal Colón, y que lejos de la imagen del “encuentro entre dos mundos”, lo que ha sucedido en esta historia no se acerca más que a las imágenes del inicio de un genocidio masivo de pueblos indígenas.

Y ese genocidio no es solo historia pasada: en pleno 2019 ya hemos visto cómo se continúa discriminando, marginalizando, desplazando a los diversos pueblos de Abya Yala (continente nuestroamericano).  Y más grave aún: se sigue matando al indígena insurrecto, como si la herencia horrorífica de cacerías humanas no hubiese dado lecciones a las nuevas generaciones.

De hecho, hoy se habla de un ecocidio a escala global, el cual confronta las visiones de esos “dos mundos” de forma directa: por un lado, la racionalidad mercantil capitalista -expansión, ganancia, lucro privado, explotación de territorios y poblaciones-; y por otro, la de la defensa de la naturaleza, las culturas y las dignidades de los pueblos.

En este 12 de octubre 2019, Día de la Resistencia Indígena, queremos iniciar Proyecto Aurora con un saludo y reconocimiento a quienes son ejemplos de lucha a favor de la (bio)diversidad y en contra del protofacismo de los Estados neoliberales y transnacionales, en contra de los dictámenes del Fondo Monetario Internacional e imposiciones de potencias imperialistas, y en contra de toda aberración que siga colocando en peligro a la especie humana en su conjunto.

Solo como botón de muestra, saludamos a los pueblos indígenas del Ecuador que se levantan para enfrentar la traición del gobierno servil de Lenin Moreno; a los pueblos de la Amazonía que fueron desplazados cruelmente por las llamas del facista Bolsonaro; a los pueblos y dirigentes de Colombia, que son sometidos a penas de muerte amparadas por el Narcoestado; a los indígenas migrantes que cruzan las fronteras contemporáneas y que deben recrear nuevas formas de resistencia. Por su puesto, también saludamos al pueblo Mapuche que sigue  dando ejemplo en esta franja de tierra llamada Chile, y cuyo horizonte es la reconstrucción del Wallmapu, País Mapuche. Iremos publicando permanentemente nuevos saludos y contenidos, para difundir la resistencia indígena que continúa y crece sin parar.

Aquí es cuando nos comienza a sonar Viglietti, o la versión de Mercedes y de otras voces cantoras, que nos recuerdan: “dale tu mano al indio, dale que te hará bien, encontrarás el camino como ayer yo lo encontré”. Nosotros hemos nacido hoy en contextos de enfrentamiento y posicionamiento en la lucha, pero también de enseñanzas, confianzas y complicidades compartidas con pueblos originarios.

Nos ha hecho bien, hemos nacido con nueva luz, agradecidos.

Bienvenid@s a Proyecto Aurora.

 

Deja un comentario